WEB RUGBY DE SALTA (NOVIEMBRE 2017)

Cumplimos 10 años junto al Rugby salteño

rugbydesalta.com.ar


El último sobreviviente














En la antesala al atrapante encuentro ante Irlanda del domingo por los cuartos de final, Juan Martín Hernández revive los especiales partidos en la RWC 2003 y RWC 2007 ante el XV del Trébol. El centro de Los Pumas es el único jugador del plantel actual que estuvo involucrado en ambos compromisos.
Ya tuvo su momento de gloria el wing argentino devenido en comentarista, Diego Albanese, quien repasó el primer enfrentamiento de Los Pumas ante Irlanda en una Copa Mundial de Rugby. Lo que nadie sabía en ese entonces era que el XV del Trébol se convertiría en una suerte de rival especial ya que lo volverían a ver en la RWC 2003, la RWC 2007 y ahora en la Rugby World Cup 2015.
El único y último sobreviviente de los dos últimos duelos se llama Juan Martín Hernández, el apertura devenido en centro que hoy tiene 33 años y que debutó en una RWC en el 2003. Esta es su tercera participación en esta competencia ya que en la RWC 2011 no pudo estar por una lesión.
En su primera Copa Mundial de Rugby disputada en Australia, Hernández estuvo entre los convocados en la derrota por el Grupo A frente a Irlanda por un ajustado 16-15 el domingo 26 de octubre del 2003. Fue un mano a mano ya que el ganador del grupo fue el país organizador y con la victoria el conjunto irlandés se quedó con el segundo boleto a los cuartos de final tomando revancha de lo sucedido en la RWC 1999. Aquella vez, el centro nacido y criado rugbísticamente en Deportiva Francesa utilizó la camiseta número 22, pero no sumó minutos en cancha.
El pie de Dios
El partido consagratorio lo tuvo un mundial después en la RWC 2007, cuando muchos ponían en duda su jerarquía para un puesto clave como el de apertura con todas las responsabilidades que tiene semejante rol. “Hubo un montón de cosas que hicieron que el público haya cambiado el concepto que tenía de mí o que me hayan conocido un poco más, tal vez”,recordó Hernández con respecto al encuentro ante el elenco irlandés, el cuarto de la fase de grupos después de vencer a Francia en el debut, Georgia y Namibia.
El resultado final en el último partido del Grupo D ante Irlanda por 30-15 dejó al equipo argentino primero en su grupo, relegando a Francia el país anfitrión, a la segunda posición en lo que terminó siendo la mejor campaña de Los Pumas en una Copa Mundial de Rugby tras finalizar tercero. Un encuentro que lo tuvo al “Mago” (apodo de Hernández) anotando tres drops, los dos primeros con la pierna derecha y el último con la izquierda. 
Su actuación generó una revolución en el estadio Parc de Princes, de París, que luego del último sobrepique de zurda marcado cuando el partido ya terminaba y el resultado estaba 27-15, se escuchó desde las tribunas el famoso y místico canto de “Maradoooooo, Maradoooooo, Maradoooooo…” en alusión al astro del fútbol mundial, Diego Armando Maradona.
El que viene
Hasta Jonah Lomu, que presenciaba el encuentro, se puso de pie para aplaudirlo aquel domingo 30 de septiembre del 2007. Algunas pensarán que ese fue uno de los partidos más importantes de su carrera aunque aclaró que “El de 2007 ya pasó, este es un grupo nuevo, yo sé que a todos les gusta hacer comparaciones pero a mí me educaron que el partido más importante es el que viene”.
Pero reviviendo lo sucedido subrayó que “fue muy importante, tal vez uno de los más importantes. No me gusta hablar de mí, pero fue algo especial porque ellos tenían que marcarnos 4 tries. Además había muchos compañeros que jugaban en Francia, y por eso estaban nuestro familiares y amigos en las tribunas, fue en Parque de los Príncipes y yo vivía a una cuadra de ahí, jugaba en el Stade Français en ese entonces”.
Acerca de las diferencias del equipo argentino del 2007 y este, Hernández precisó que “llegamos confiados, pero tenemos estilos distintos, pero en común tenemos que nuestro plan de juego funcionaba antes y también ahora”. 
Con respecto a la receta para derrotar a esta versión de Irlanda, actual bicampeón del Seis Naciones y tercero en el ránking de la World Cup, explicó que “la clave de todos los partidos hoy pasa por la zona de contacto y su consecuencia que es el ruck. El que gane los duelos, prevalecerá en la zona de contacto y podrá tener la pelota”.
Deshojando el trébol
En partidos por RWC, Argentina está dos a uno arriba en el historial, aunque en los últimos antecedentes Irlanda hilvanó 5 victorias en forma consecutiva ante Los Pumas: tres derrotas con Santiago Phelan y dos con el actual entrenador, Daniel Hourcade.
El XV del Trébol sufrirá las bajas por lesión del capitán y emblema de los forwards, Paul O’Connell, Peter O’Mahony y Jared Payne sumado a la suspensión. En contraparte las dudas en los backs Jonathan Sexton y Keith Earls, quedarond espejadas y serán titulares en el Millennium Stadium de Cardiff.
Con respecto a la enfermería irlandesa que también acompañó a Gales en este RWC 2015, opinó que “ojalá se sientan las bajas, pero tienen jugadores de recambio que también pueden hacerlo bien. Yo conozco más a O’Brien, la verdad que es muy bueno en la zona de contacto y ojalá que su ausencia sea un beneficio para nosotros”.
Hernández, que anotó sus primeros y únicos cinco puntos a través de un try ante Namibia en el último encuentro por la fase de grupos el pasado domingo, prefiere enfocarse en su equipo y no en las virtudes y defectos del rival de turno: “Creo que tenemos que estar preocupados por nuestro juego, por nuestro estilo que hemos cambiado y nos ha ido bien. Tenemos que estar firmes”.
Para finalizar y haciendo hincapié en la ausencia de Marcelo Bosch, su asiduo compañero en el centro de la cancha, recalcó que “El Chelo (por Bosch) es un gran líder en defensa, al menos entre los tres cuartos. Es el que mejor lee los ataques. Para el segundo centro, o a veces el wing, es muy difícil tomar las decisiones en defensa y él lo hace siempre bien, por eso es importante que quien lo reemplace tome las mismas decisiones acertadas, tal vez no con tanta experiencia, pero igual de efectivas”.
Las cartas están echadas y el jugador número 12 lo sabe, sólo resta saber qué equipo se quedará justamente con el pasaporte a las semifinales justamente un domingo (mismo día que en las RWC 2003 y RWC 2007) a la espera de un rival que saldrá de la llave entre Australia y Escocia.
*Crédito: Rugby World Cup