WEB RUGBY DE SALTA (NOVIEMBRE 2017)

Cumplimos 10 años junto al Rugby salteño

rugbydesalta.com.ar


Australia 35 - Escocia 34















Los Wallabies dieron vuelta un partido increíble en el segundo tiempo y derrotaron 35-34 a l equipo del Cardo en el último de los partidos de cuartos de final de la RWC 2015 disputado en Twickenham.


Con un penal casi en el cierre del partido Australia derrotó a Escocia por 35-34 y se clasificó semifinalista de la RWC 2015. El encuentro disputado en el estadio de Twickenham fue muy cambiante, y Australia pudo dar vuelta un resultado adverso de 16-15 con el que finalizó el primer tiempo.



El dominio de los Wallabies en el inicio del encuentro fue abrumador. Prevalecieron territorialmente y tuvieron la posesión de la pelota. Escocia se defendía con rigor y evitaba los embates de los Wallabies que salieron desde el primer momento a dominar las acciones del juego.

A los 9 minutos llegó la primera y anunciada diferencia en favor de Australia, con una apertura hacia el lado abierto que definió Adam Ashley-Cooper en la punta derecha que puso el 5-0 para los Wallabies. Escocia, que casi no había atacado ni tenido la pelota en los primeros minutos del partido se despertó, llegó con un par de fases del juego cerca del ingoal de los Wallabies y forzó un penal que Greig Laidlaw cambió por tres puntos para acortar las distancias 5-3.

El envión anímico del Cardo no se detuvo y luego de un par de fases de ataque, una increíble desconcentración en la defensa de Australia en un ruck, terminó con Peter Horne filtrándose sin oposición para apoyar debajo de los palos y dar vuelta el partido, tras la conversión, 10-5 para Escocia.

Minutos más tarde nuevamente  el pie del efectivo Laidlaw estiró las ventajas para Escocia 13-5. Pero Australia reaccionaría y apostaría a lo que mejor resultado de dio en el partido. Juntar marcas con los forwards y lanzar la pelota a sus wins para llegar al ingoal. Así, a los 30 minutos Drew Mitchell apoyó su 13 try en RWC (quedó a dos de Bryan Habana y Jonah Lomu que tienen ambos 15) para acortar las diferencias 13-10. Antes del cierre otro penal del infalible Laidlaw amplió las diferencias para Escocia 16-10.

Y cuando el primer tiempo se acababa, Australia consiguió un penal que pateó al lineout para que en la jugada posterior Michael Hooper apoyara luego del maul con el cual se cerró el marcador parcial 16-15 favorable a Escocia.



Los Wallabies por la mínima  

Australia salió al segundo tiempo con la convicción de dar vuelta el partido. Antes de los cinco minutos iniciales, se produciría una jugada clave. El wing Sean Maitland vio la tarjeta amarilla por un knock on intencional en una jugada de situación de try. En la jugada posterior, los Wallabies inteligentemente aprovecharon la ausencia del 14, y le pusieron la pelota en las manos a Drew Mitchell para que volara a la bandera. La conversión de Foley le dio la delantera a Australia por 22-16. Enseguida volvió a convertir un penal el medio scrum de Escocia Laidlaw  para acortar las distancias 22-19.

A los 13 minutos, un penal desde lejos por una infracción, le dio a Foley la oportunidad de aumentar las diferencias 25-19.


El partido ganó en emotividad, con Escocia no dispuesto a bajar los brazos. Un nuevo error de Australia (Foley intentó un sombrerito en defensa ante la marca de del apertura escocés que le tapó la pelota), le permitió a Tommy Seymour tomarse revancha por la amonestación recibida y apoyar en la bandera.  El diez de Escocia falló esta vez la conversión y el resultado quedó con la mínima diferencia en favor de los Wallabies 25-24.  

En el golpe por golpe en el que se transformó el encuentro, Australia volvió a llegar al try a través de Tevita Kuridrani y estirar las diferencias con la conversión 32-24. De vuelta Escocia, con un penal del goleador de la RWC Laidlaw  descontó las diferencias 32-27.el maul con el cual se cerró el marcador parcial 16-15 favorable a Escocia.  Un nuevo error de manejo de los tres cuartos de Australia le dejó servida la pelota al centro Mark Bennett quien apoyó bajo los palos. Con cinco minutos por delante Escocia lo daba vuelta nuevamente y se ponía arriba 34-32. Cuando parecía que Escocia se lo quedaba, un penal a la salida de un lineout le dio la última oportunidad a Foley, que metió un patadón y selló el pase a semifinales (donde lo espera Argentina), con un resultado favorable de 35-34.   


*Crédito: Rugby World Cup